<
>

Henry Martín, el delantero que entrenaba futbol a escondidas de su padre y es titular con México ante Polonia

play
Rafa Ramos: "la derrota de Argentina le deja la puerta abierta a Polonia y al Tri" (2:30)

Nuestro enviado especial a Qatar 2022 explica como impacta la derrota del campeón de América a las posibilidades de México y Polonia en el mundial. (2:30)

Hace 42 años el papá de Henry Martín eligió la Ingeniería Civil por el futbol, decisión que marcó el crecimiento del delantero titular ante Polonia

En la familia Martín Mex hay dos cosas que se heredan cada generación: el futbol y los estudios en Ingeniería Civil. Henry Josué Martín Mex desafió el mandato de Don Daniel cuando entrenaba a escondidas para ganarse un lugar con Venados de Mérida, después de romper todas las marcas de goleador en la Liga de Primera Fuerza Estatal con Soccer, el equipo de la familia.

Henry Martín será titular con la Selección Mexicana ante Polonia y se convertirá en el primer yucateco en participar en una Copa del Mundo. El delantero originario de Mérida es el orgullo de la ciudad, pero sobre todo de su padre, Don Daniel Martín, quien a pesar de no poder cumplir su sueño de llegar al futbol profesional, pudo jugar con sus tres hijos: Daniel, Freddy y Henry.

“Sueño con que Henry anote gol en cada partido que jueguen este mundial”, contesta Daniel Martín, padre de Henry previo a tomar el avión que lo llevará a Doha, para ver a su hijo como el delantero titular del primer partido mundialista en Qatar 2022.

Quienes conocieron a Henry Martín desde pequeño aseguran que se trata de un goleador nato, que la disciplina lo ha llevado a superar su límites y que su entorno familiar lo ayudó a mantener firme su objetivo, pese a que su padre se oponía a que adoptará el futbol como su profesión.

Hace 42 años Don Daniel Martín pasó las pruebas y quedó entre los 20 jugadores de los Aguiluchos de Yucatán, pero al mismo tiempo cursaba la licenciatura en Ingeniería Civil, situación que lo obligó a tomar una decisión sobre su futuro. “En esa época el futbol profesional era muy insípido (en Yucatán), acá tenía muy poco y decidí no jugar profesionalmente y me dediqué a estudiar la carrera y eso motiva un poco a que siempre les exigía a mis hijos que estudiaran”, reconoce el papá de Henry Martín.

Ese episodio marcó los inicios del delantero que le ganó la partida a Rogelio Funes Mori y Raúl Jiménez, porque la elección que a su padre definió cuatro décadas antes, fue un reto que superar para llegar al futbol profesional para el delantero de América.

“Fue durísimo convencer al padre, no quería saber nada”, señala Ricardo Valiño, el entrenador que debutó a Henry en Ascenso MX a los 21 años, edad ya mayor para la categoría. El técnico argentino recuerda cómo entrenaba Henry Martín a escondidas de su padre, porque la exigencia era seguir con sus estudios universitarios, pero cuando Daniel Rosello le comentó que había un delantero que “hacía como 200 goles en la Primera Fuerza Estatal”, Valiño pensó que era un exagerado, sin embargó bastó un juego para que reconociera que era una máquina de hacer goles.

Pedro Morcillo define a Henry Martín como el modelo de jugador que sale del llano, del futbol amateur al profesionalismo, porque cuando debutó en Tercera División con FC Itzaes, después de un año, regresó a la liga estatal y no se cansó de hacer goles, después llegó el juego de las escondidas con su padre para ganarse un lugar en Ascenso MX.

“Entrenaba a escondidas y cuando Rosello lo invita a participar y lo lleva con el profesor Valiño, se ausentaba de algunas clases e iba a entrenar y yo notaba que en su conducta había un cambio porque lo veía muy cansado y no era normal”, menciona Daniel Martín.

La amistad del papá de Henry Martín con Pedro Morcillo fue de gran ayuda cuando el presidente de FC Itzaes también era presidente del sector amateur de la Federación Mexicana de futbol. Pudo ayudar al delantero para su primer pasaporte, la visa y un celular para que viajara con Jesús Ramírez con la Selección Sub-15 a una gira de preparación en Los Ángeles, California, que significó la primera vez que salió del país.

“Chucho Ramírez lo quería para el América, pero el papá no lo dejó ir, porque estaba molesto, porque era directivo y veía que nosotros dedicamos tiempo, esfuerzo y los equipos de Primera División no te apoyan para desarrollar a los jugadores”, señala Pedro Morcillo.

Incluso cuando ya era titular y goleador en Ascenso MX con Venados, Don Daniel Martín condicionó a Henry luego de que Tijuana mostró interés en su fichaje, le daba dos años para poder consolidarse con los Xolos y adaptarse a vivir fuera de Yucatán, de lo constrario regresaría a la Ingeniería Civil.

“Estaba en el sexto semestre y la iba a truncar, pero decidimos darle la oportunidad a él de jugar, de probar y plantearse dos o tres años como una pausa en su carrera y si no funcionaba pues regresaba estudiar, pero afortunadamente en ese lapso de tiempo lo compró el América y ahí está la historia y sigue el mostrando sus capacidades en la Selección Mexicana”, responde orgulloso Daniel Martín Medina.

Tuvieron que pasar 72 años para que un futbolista de Yucatán fuera considerado para representar a la Selección Mexicana en un Mundial. Desde Carlos Iturralde Rivero, nombre que lleva el estadio de Venados de Mérida, para el proceso de Brasil 1950, Henry Martín es el único futbolista yucateco en llegar a la lista final del Tricolor para la Copa del Mundo.

Qatar 2022 no sólo será el primer mundial con un meridiano en el plantel, también es la coronación de Henry Martín como titular y la reconciliación de Don Daniel Martín con el futbol, quien verá a su hijo como títular con México ante Polonia.