<
>

Hijo del 'Loco' Abreu firmó su primer contrato profesional "protegido" por sus padres

Diego Abreu se convirtió en futbolista profesional al estampar su firma con Defensor Sporting, asesorado por su madre abogada y el 'Loco' Abreu

Su mamá, de oficio abogada, supervisó todos las condiciones del primer contrato profesional de Diego Abreu, con Defensor Sporting de Uruguay, mientras su papá, Sebastián ‘Loco’Abreu, de alguna manera le leyó la cartilla para que se alinee a todo lo que significa ser un futbolista profesional.

Diego Abreu, quien según sus palabras “aquí me dicen ‘Diegol’ o ‘Flaco’ y en México ‘Loquito”, nació en Ciudad de México el 27 de agosto de 2003, y a sus 17 años “estoy a un pasito” del primer equipo de Primera División.

En entrevista para ESPN Digital, Diego Abreu revela que desde que empezó a jugar soñó con su primer contrato y hoy se siente un afortunado de su primer logro, el cual le produce “una emoción que no puedo describir; en los últimos días era en lo único que yo pensaba”. A la vez está muy tranquilo porque en todo momento contó con el apoyo de sus padres para comprometerse por tres años con Defensor Sporting, club en el que ‘Loco’ Abreu empezó también su carrera en las fuerzas básicas.

“En este tiempo espero darle lo mejor al club. No me fijo mucho en lo demás, porque tengo a mi madre que es abogada. Es quien se entromete y decide por mí en las cosas que tengo que firmar o no. Todo se dio de buena manera en el contrato, pues por algo firmamos”, añadió Diego Abreu, quien por su aprovechamiento lo adelantaron una categoría y ahora integra el equipo de reservas.

“Mi padre ahora sí se me puso firme. Antes yo iba a jugar al futbol 5 con mis compañeros, andaba en bicicleta, en moto. Jugar futbol profesional son muchos requisitos que tienes que cumplir. Antes, mi padre me hacía bromas y me decía que aún no era futbolista profesional y que no me podía comparar con él”; pero el lunes que estampaba su firma en el contrato “me hizo poner los pies sobre la tierra y me dijo que ahora soy jugador profesional, que no puedo poner en riesgo mis piernas porque es de lo que voy a vivir”, añade Diego Abreu.

A Diego Abreu la vida le empieza a cambiar; está contento, sobre todo porque vio que sus padres lo ven de manera distinta ahora. “Más que nada están muy contentos por una foto que publiqué en redes; vi la manera en que me estaban mirando y fue muy lindo y me trajo recuerdos por los cuales pasamos. Verlos contentos me puso muy feliz”.

Confiesa que los rostros de sus padres eran de orgullo, “como que su hijo cumplió el sueño que tenía desde chiquito; han visto todo mi proceso y todo fue gracias a ellos, porque eran quienes me llevaban, me traían. Gracias a ellos tuve una buena educación y soy lo que soy hoy por hoy. Si no hubiese sido por ellos, hoy no estuviera festejando este lindo contrato”.