<
>

De jugadoras a entrenadoras: Alyson Annan, Katrina Powell y Janneke Schopman al mando de equipos nacionales

Supieron ser jugadoras de selección campeonas olímpicas y mundiales. Hoy dirigen combinados nacionales mayores y en sus carreras como entrenadoras ya han ganado alguna medalla. Quiénes son Alyson Annan, Katrina Powell y Janneke Schopman y qué papel cumplen dentro de sus staffs técnicos.

Alyson Annan alzó el trofeo Mundial con la camiseta australiana en 1994 y 1998, fue elegida mejor jugadora del Mundo en 1998 y 2000, supo colgarse la medalla dorada olímpica en 1996 y 2000 y se subió a lo más alto del podio del Champions Trophy en cuatro ocasiones. Alyson Annan se convirtió en la actual entrenadora gracias al legado que dejó como jugadora. Es que su sabiduría dentro de la cancha supo demostrarla desde el otro lado de la línea, ya sin la camiseta de las Hockeyroos y comandando a Países Bajos.

Alyson se fue ganando un lugar en lo más alto del staff técnico de las Naranjas, desde el 2015, cuando la nombraron para dirigirlas. Y aunque sus primeros pasos como entrenadora no fueron los mejores al debutar con un quinto puesto en la World League de Rosario 2015, torneo en el que Las Leonas levantaron el trofeo en casa, los siguientes años marcaron la gloria del combinado neerlandés con Annan al mando.

Los números hablan por sí solos. En sus años como entrenadora de Países Bajos -del 2015 a enero del 2022- levantó tres veces el trofeo europeo, una vez el del Champions Trophy y el de la World League, se subió a lo más alto del podio en el Mundial 2018 y obtuvo la medalla de oro en Tokio 2020.

En el arranque de esta temporada su camino decidió cambiar de rumbo y también de continente. Meses después de su desvinculación con el cuerpo técnico de las Naranjas por diferencias con la Real Asociación Neerlandesa de Hockey (KNHB), Alyson fue convocada para estar al frente del seleccionado mayor de China. Así llegó un desafío para quien supo ser la entrenadora del equipo europeo que se mantuvo en el número uno del ranking mundial en sus siete años al mando. Un gran desafío que comenzó en mayo, con un combinado asiático que obtuvo el último puesto en la Copa del Mundo de Londres 2018, no pasó de ronda en Tokio 2020 y se posicionó octavo (de nueve equipos) en la FIH Pro League 2021/2022. En sus cortos meses al mando del conjunto chino logró el noveno lugar en el Mundial de España-Países Bajos (de 16 países) y el interrogante de cara al futuro es si podrá alcanzar con las asiáticas el éxito que tuvo con Países Bajos.

Katrina Powell, compatriota y compañera de selección de Annan, también está al mando de un combinado nacional y justamente el de su país: Australia. Como jugadora, Katrina supo colgarse la medalla de oro olímpica en 1996 y 2000, se subió a lo más alto del podio en el Mundial 1998 y obtuvo tres Champions Trophy. Se retiró en 2004 con más de 200 partidos internacionales y, desde ese entonces, es una exjugadora más que hoy se convirtió en entrenadora de selección nacional.

Al igual que Alyson Annan, Powell fue ganando un papel importante en la conducción de un combinado nacional. Tras su retiro, rápidamente dio sus primeros pasos desde el banco como parte del staff técnico del junior. Luego, con el paso de los años, se ganó un lugar en el cuerpo técnico del mayor y en marzo del 2021 fue nombrada para estar al mando de las Hockeyroos, en Tokio 2020 (disputado en el 2021 por la pandemia de Covid-19), tras la salida del entrenador Paul Gaudoin. Se convirtió en la primera mujer en conducir al seleccionado femenino mayor en 43 años. Claro está que para Powell fue una gran prueba, teniendo en cuenta la proximidad de los Juegos Olímpicos. A menos de 100 días para la cita tan esperada para cualquier deportista, Katrina comenzó el proyecto con las australianas. Aunque los resultados no fueron buenos en el primer torneo como entrenadora del equipo -Australia quedó eliminado en cuartos de final de Tokio 2020-, sirvió como envión.

Y así fue que meses después, en el Mundial de España-Países Bajos 2022, las Hockeyroos obtuvieron el bronce tras vencer a Alemania por 2 a 1. A los pocos días, en los Commonweatlh Games de Birgingham, se colgaron la medalla plateada tras caer ante Inglaterra por 2 a 1 en la final. Katrina Powell está demostrando su hockey, pero desde el otro lado de la cancha, con los botines colgados en su cuarto, con los mismos colores que defiende desde hace más de 30 años y con el sueño latente de llevar a Australia a lo más alto, claro está.

Como Annan y Powell, Janneke Schopman es otra exjugadora que hoy se desenvuelve como entrenadora de un seleccionado mayor: India, en damas. Su carrera como directora técnica comenzó hace varios años y con grandes logros. Su palmarés como jugadora de Países Bajos habla de una medalla de oro olímpica, una de plata, un título mundial y dos subcampeonatos, tres trofeos europeos y tres Champions Trophy. Todos esos logros la llevaron a convertirse en lo que es hoy, entrenadora de India, pero antes también entrenadora de Estados Unidos.

Es que cada proceso tiene un ciclo y Schopman lo cumplió con las americanas, desde el 2016 al 2019. Con ella al mando, Las Águilas consiguieron el bronce en el Champions Trophy 2016, el tercer puesto de la Copa Panamericana 2017 y el mismo lugar en el podio en los Juegos Panamericanos 2019. En 2020 se unió al cuerpo técnico del equipo asiático en el que su contrato regía hasta luego de Tokio 2020 (desarrollado en 2021 por la pandemia de Covid-19), pero los buenos logros llevaron a que hoy siga al mando de las indias.

En su primer torneo al frente de las asiáticas logró el cuarto puesto tras perder ante Gran Bretaña en la disputa por el bronce de los Juegos Olímpicos -en Río de Janeiro 2016 se habían posicionado últimas-. El envión anímico que tuvo el equipo indio con la llegada de Janneke se demostró en la cancha. India finalizó en el tercer lugar de la FIH Pro League 2021/2022 y aunque el Mundial de España-Países Bajos no fue el mejor torneo -se posicionó en el noveno lugar-, supo reponerse y días después, en los Commonweatlh Games, obtuvo el bronce tras vencer a Nueva Zelanda. Janneke Schopman quiere llevar a las asiáticas a lo más alto, como lo hizo con Estados Unidos en su paso por el cuerpo técnico, y aunque sabe que eso no es tarea fácil, aún le queda tiempo por andar.