<
>

Lakers muestran un rostro distinto ante los Knicks tras sorprender a los Nets

play
Randle comandó a los Knicks en el triunfo sobre los Lakers (1:54)

El alero sumó un doble doble y fue el máximo anotador del juego, con 34 puntos y 10 rebotes, siendo clave en el 111-96 ante Los Angeles. (1:54)

Los Angeles Lakers cayeron por 111-96 ante los New York Knicks en el Madison Square Garden en una noche que contrastó con la hazaña conseguida dos días antes de superar con facilidad a los Brooklyn Nets.

“Tomamos malas decisiones. Nuestros pases fueron pobres y hay que darle crédito a la defensa de Knicks”, señaló Frank Vogel, coach de la quinteta angelina. “Lo bien que nos vimos a la ofensiva hace dos noches, es lo mal que nos vimos hoy (lunes). Estoy decepcionado, tuvimos 25 pérdidas de balón y en nueve ocasiones nos bloquearon tiros, que lo vemos como entregas también. No fuimos buenos en el lado ofensivo.

“Perder de esta manera no se siente bien, todos nuestros jugadores están ansiosos de regresar a la duela mañana”, agregó.

Los Lakers acertaron sólo 35 de 80 tiros de campo con un porcentaje de 33.3 en triples (12-36). En el juego ante los Nets, encestaron 126 puntos arriba del 50 por ciento de efectividad en tiros de campo y triples.

“Arrancamos el juego (ante Knicks) de la manera correcta, pero después, todos debemos ser más atentos en ejecutar las jugadas, saber dónde debemos estar cuando inicia la jugada”, señaló Dennis Schroder, máximo anotador de Lakers ante New York con 21 puntos, tres rebotes y seis asistencias. “Se trata de ejecutar bien, también yo, cuando digo la jugada asegurarme que todos sepan sus lugares. Cedimos muchos puntos en segundas oportunidades, debemos controlar eso mejor porque es nuestra responsabilidad, hay que controlar las cosas están en nuestro control”.

Los angelinos siguen sin sus estrellas LeBron James y Anthony Davis, pero recuperaron a Kyle Kuzma para el duelo en la Gran Manzana, después de perder dos partidos por una lesión en la pantorrilla. Kuzma contribuyó con 14 puntos y cuatro rebotes en su regreso a la alineación titular.

Marc Gasol también reapareció en la rotación de los púrpura y oro. Su último partido fue la semana pasada ante su ex equipo, los Toronto Raptors y en el que el español dio su mejor actuación con los Lakers con 13 puntos, nueve rebotes y cinco asistencias, pero en los siguientes dos duelos, Andre Drummond regresó con los angelinos y Marc no alineó.

Ante los Knicks, Gasol jugó cinco minutos desde la banca y anotó tres puntos con un rebote.

“Nuestros tres centros deben mantenerse listos para cuando se les requiera. Buscábamos una chispa con el ingreso de Gasol. Nos estaban ganando bastante en la pintura en el último cuarto, así que buscábamos algo diferente”, dijo Vogel.

Los Lakers mantuvieron el juego cerrado hasta el medio tiempo para irse al descanso abajo por 55-52. Ya en el tercer cuarto, los Knicks anotaron 26 puntos y limitaron a la ofensiva angelina en 16. Los neoyorquinos robaron el balón en 14 ocasiones y en general, los Lakers lo perdieron en 25, las cuales resultaron en 29 puntos para los de casa.

Markieff Morris ha sido de los jugadores más consistentes para Lakers en las últimas semanas al promediar 12.6 puntos en los últimos 10 juegos y mostrar intensidad desde el arranque de los partidos al imponer el ritmo para el resto de sus compañeros. En los seis partidos en abril, Morris promedia 11.2 puntos en las primeras mitades.

Los Lakers viajarán a Charlotte para enfrentar este martes a los Hornets en el último partido de su actual gira de cinco juegos y el jueves regresarán a la duela del Staples Center para recibir a los Boston Celtics.

La buena nueva para los angelinos es que el duelo ante los Celtics en casa será el primero con aficionados en las gradas en más de un año.