Jorge Polanco, Latino de la Semana en la Liga Americana

Ron Schwane/Getty Images

Los Minnesota Twins se han adueñado de la división central de la Liga Americana, con una ventaja de cinco juegos sobre los favoritos Cleveland Indians.

Siete victorias en sus últimos diez juegos les ha permitido a los Twins despegarse de la Tribu y en este buen momento, mucho tiene que ver la ofensiva de su campocorto dominicano Jorge Polanco.

En la semana del domingo 5 hasta el sábado 11 de mayo, Polanco disparó 11 hits en 25 turnos, para average de .440, con cuatro carreras anotadas y seis impulsadas.

Como extrabases conectó tres dobletes y dos jonrones, para un slugging de .800.

De esta manera elevó su promedio hasta .336, el segundo mejor del joven circuito, en tanto llegó a siete bambinazos en 36 juegos, más del doble de los 13 que pegó en 133 partidos en el 2017, cifra tope de su carrera.

Otro jugador que ha sido clave en el buen desempeño de Minnesota es el puertorriqueño Eddie Rosario.

En los últimos siete días, Rosario se fue de 30-9 (.300), con seis anotadas y siete remolcadas.

Dos bambinazos fueron sus únicos extrabases y su slugging fue de .500.

Así llegó a 13 jonrones, líder de la Liga Americana, empatado con George Springer, de los Houston Astros.

El quisqueyano Domingo Santana, que había caído en un breve slump, despertó esta semana y recuperó el liderazgo de los impulsadores, que había perdido ante el cubano José Abreu, de los Chicago White Sox.

Santana, de los Seattle Mariners, disparó nueve cohetes en 22 oportunidades, para average de .409, con cinco anotadas y seis empujadas, con las que llegó a 36, una más que Abreu.

Como extrabases sumó tres dobles, un triple y dos vuelacercas, para slugging de .909.

Su compatriota Iván Nova, de los White Sox, tuvo su mejor semana en la temporada, al lanzar 13 innings en dos aperturas, en los que permitió 13 hits y dos carreras limpias.

Nova ponchó a ocho y tuvo una efectividad de 1.38, con dos victorias a su cuenta personal.

Otro serpentinero dominicano sobresaliente es el jovencito Domingo Germán, de los New York Yankees.

En dos salidas trabajó 11.2 episodios, con nueve hits y cuatro carreras limpias a su haber.

Ponchó a 12, su efectividad fue de 3.09 y se convirtió en el primer pitcher de todas las Grandes Ligas con siete victorias.

Y mientras Germán ha pasado a ser el líder inesperado de la rotación de estos Yankees diezmados por las lesiones, el colombiano Gio Urshela ha hecho lo propio desde el punto de vista ofensivo.

Urshela se fue en la semana de 20-8 (.400), con cuatro anotadas y siete empujadas, un doblete, un jonrón y slugging de .600.

Con batazos a la hora cero y un defensa excelsa, el colombiano se adueñó de la tercera base de New York y se ha convertido en uno de los preferidos de la exigente fanaticada de la Gran Manzana.

El cubano Yuli Gurriel, de los Astros, parece haber despertado del letargo en el que anduvo sumido en las últimas semanas.

"El Piña" Gurriel bateó 11 imparables en 24 turnos, para average de .458, con cuatro anotadas y par de remolques, un doble, un bambinazo y slugging de .625.

Y los Tampa Bay Rays se han sacado la lotería con el también cubano Yandy Díaz.

Adquirido de los Indios, donde estaba relegado, Díaz ha sido una fuerza ofensiva fundamental en estos Rays que resisten el asedio de los Yankees en el tope de la división Este.

El versátil jugador, que cada día aparece en una posición distinta, se fue de 22-7 (.318), con seis anotadas y cuatro impulsadas, tres biangulares, dos cuadrangulares y slugging de .727.

Frío, frío

El dominicano Miguel Andújar perdió la titularidad de la antesala de los Yankees y la presión por recuperarla parece estar matándolo.

En la semana apenas consiguió dos imparables en 26 turnos, para average de .077, con seis ponches.

Y el venezolano Félix Hernández ya no es ni la sombra de aquel que en un momento fue llamado "El Rey".

En dos aperturas en la semana, el derecho de los Marineros trabajó en total siete entradas y un tercio, en las que recibió castigo de 14 hits e igual cantidad de carreras, 13 de ellas limpias.

Cuatro de los imparables que toleró fueron jonrones, su efectividad fue de 15.95 y en ambas salidas cargó con la derrota a su cuenta personal.

Para esta selección se tomaron las estadísticas desde el domingo 5 hasta el sábado 11 de mayo.