<
>

Barcelona quiere cerrar el fichaje de Griezmann esta semana

play
Neymar se aleja del Barça y se confirman las negociaciones con Griezmann (1:28)

Josep María Bartomeu confirmó las negociaciones para fichar al francés y habló con mucha cautela de la situación del brasileño. (1:28)

BARCELONA -- El FC Barcelona mantiene su intención de concretar esta semana el fichaje de Antoine Griezmann, sin entrar en un conflicto público con el Atlético de Madrid y confiando, de acuerdo a una fuente interna consultada por ESPN Digital, en cerrar el trato con un acuerdo amistoso entre las dos partes. El club azulgrana, en caso último, oficializaría el pago de la cláusula del delantero francés en los próximos días.

Griezmann no se sumó el domingo a la pretemporada de la plantilla colchonera tal y como le exigió el club, aduciendo su participación en el partido de la selección francesa en Andorra el 11 de junio y al mes de vacaciones al que tiene derecho de acuerdo al convenio deportivo de los futbolistas. A partir de aquí el Atlético le abrió un expediente que podría alcanzar la cifra máxima establecida en el código del club, 200.000 euros, que motiva el conflicto abierto entre el jugador y el club, un hecho del que se desmarca absolutamente el Barça.

El Barcelona, que este lunes presentó en el Palau Blaugrana a su nueva estrella de la sección de baloncesto Mirotic, seguirá con su plan de presentaciones el martes, tocándole el turno al portero brasileño Neto y será a partir de ahí cuando acelere con Griezmann, dispuesto a cerrar el asunto antes de acabar la semana.

El grueso de la plantilla azulgrana está convocada a las pruebas médicas el próximo domingo y un día después comenzará ya la pretemporada a las órdenes de Ernesto Valverde, con el deseo de que ya entonces Griezmann forme parte del grupo.

El presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, admitió sin disimulo el último viernes que el club azulgrana trabaja en el fichaje del delantero francés y el director general Oscar Grau ya entabló conversaciones con el Atlético. Es a partir de esa premisa que, más allá de las amenazas colchoneras, en el Camp Nou se entiende que la operación acabará por realizarse esta misma semana.