<
>

Luis Suárez, estrella de Barcelona, ​​trabajó de barrendero e incluso fue peleador callejero

play
Luis Suárez también envió su mensaje sobre el coronavirus (0:57)

El goleador del Barcelona hizo un video desde la cuarentena. (0:57)

BARCELONA - Luis Suárez se ha convertido en uno de los principales delanteros de la historia del Barcelona desde que llegó procedente para la temporada 2014/15.

Muchos años antes de convertirse en uno de los nombres más importantes del fútbol europeo y mundial, el uruguayo tuvo una infancia difícil en Montevideo, la capital de Uruguay, donde tuvo que superar la pobreza.

Viniendo de una familia con seis hermanos más, sus padres se separaron cuando tenía solo nueve años, por lo que tuvo que empezar a trabajar y fue barrendero de calle siendo todavía un niño para obtener algo de dinero y ayudar a la familia, según publicó Wright Thompson en ESPN Magazine en mayo de 2014.

Conocido por su temperamento explosivo hasta el día de hoy, nunca rehuyó a una buena pelea callejera. Todo lo contrario: le encantaba intercambiar golpes y patadas.

"Me dijo que nunca tuvo nada en su infancia, era muy pobre y era un niño peleador callejero. Incluso hacían apuestas en sus peleas. Confieso que eso me impresionó. La gente lo puso a pelear en la calle para ganar dinero", dijo el mediocampista Danilo Campos a ESPN, quien jugó con Suárez en Ajax, y es amigo del uruguayo.

"Me dijo que recordar esos momentos lo motivaba mucho. Me dijo que siempre pensó: 'La primera oportunidad que tenga de jugar futbol, ​​que es mi sueño, lo haré lo mejor que pueda y no lo dejaré pasar'. Todo esto sirvió de motivación. ¡El tipo trabajo y mira dónde llegó!",señaló Campos.

"Luis siempre me dijo que estaba muy orgulloso de haber pasado por todo esto, porque superó las dificultades que la vida le impuso. Es un ejemplo, un luchador que nunca se rinde", elogió.

EL AMOR SIEMPRE GANA

Quien sacó a Luis Suárez del mundo de las peleas callejeras fue Sofía Balbi, con quien comenzó a salir cuando tenía 16 años. Fue ella quien le pidió que no abandonara sus estudios y entrenamientos en el Nacional de Uruguay, donde estaba comenzando a destacarse.

En 2003, Sofía se mudó a Barcelona con su familia, dejando a Luis desconsolado. Fue entonces cuando se hizo una promesa a sí mismo: haría cualquier cosa para convertirse en un jugador de alto nivel para jugar en Europa y volver con el gran amor de su vida.

No tardó mucho. En 2005, ya se encontraba en el primer equipo de Nacional, y en agosto de 2007 fue vendido por 800 mil euros al pequeño Groningen, en lo que quizás sea el mejor fichaje realizado por el pequeño equipo holandés.

Se quedó solo una temporada en el club, anotando 15 goles en 37 juegos y llamando la atención por ser imparable en el área grande.

No es de extrañar que en la siguiente temporada, Ajax lo firmara por 7,5 millones de euros (casi 10 veces más de lo que le había pagado el Groningen).

Fue en Ámsterdam donde Suárez conoció a Danilo Campos, quien es más joven (tiene tres años menos que el uruguayo).

"Entrenamos juntos en Ajax varias veces en los meses previos a que lo vendieran al Liverpool. Cuando subí, estaba en el equipo B, y él era la estrella del primero equipo junto a Leonardo Santiago, Bruno Silva, Lodeiro y varios sudamericanos. Me ayudaron mucho en ese momento ", recordó.

"Intercambiamos muchas ideas. Como todos somos sudamericanos, siempre estábamos juntos. Viví cerca de Bruno Silva, quien me llevaba en auto al entrenamiento porque tenía solo 17 años", bromeó.

Con el Ajax, el brasileño vio a Suárez convertirse en un delantero implacable, llegando a marcar 49 goles en 48 juegos en la temporada 2009/10, números que despertaron el interés de los Reds de la Premier League.

"Al principio, Luis era visto como un tipo que estaba a prueba. Poco después, comenzó a explotar. Estaba haciendo grandes movimientos y se convirtió en la figura de Ajax. En poco tiempo, se convirtió en capitán del equipo. Era el atleta más caro del grupo y también el más respetado del equipo. Es querido por todos en Ajax hasta hoy ", dijo Danilo.

El olfato goleador del uruguayo siempre ha impresionado a su amigo brasileño.

"Siempre me impresionó lo diferente que es. Mucha gente dijo que tiene suerte, que solo empuja la pelota hacia la red, pero se equivocan. Lo que tiene se llama talento", gritó.

"Cuando se para frente a la portería , la probabilidad de que defina correctamente es del 99%. Y lo que más me impresiona hoy es que nunca se rinde. Si falla una pelota, insistirá hasta que termine el encuentro. Es un luchador, de verdad!", indicó.

Suárez fue comprado por Liverpool en enero de 2011 por 26,5 millones de euros. En Inglaterra, anotó 82 goles en 133 partidos, y luego fue traspasado al Barcelona en julio de 2014 por casi 82 ​​millones de euros. Y el resto es historia...

Sin embargo, cuando llegó al Ajax, Luis retomó su relación con Sofía, cumpliendo la promesa que se había hecho a sí mismo en 2003.

Se casaron en 2009, y hoy son una pareja más que completa, con dos hijos, Lautaro y Benjamín, y una hija, Delfina.

Como dice el dicho: el amor siempre gana.