<
>

Cartas desde Barcelona: A Luis Suárez nadie le hace sombra en el Barça

play
Medios españoles afirman que Barcelona solo firmará al Lautaro Martínez si Luis Suárez se va (1:56)

Suárez actualmente tiene una oferta de una franquicia de la MLS, mientras que Lautaro tiene un acuerdo en términos personales con Barcelona. (1:56)

BARCELONA -- El Barcelona solo fichará a Lautaro Martínez este verano si Luis Suárez se marcha del club. Publicada por Mundo Deportivo, la noticia descubre de golpe tres informaciones: que al Barça no le importaría (al contrario) que apareciera alguien en el Camp Nou dispuesto a llevarse al uruguayo, que la capacidad económica del club está bajo mínimos y que si hay alguien intocable en el equipo azulgrana más allá de Ter Stegen y Lionel Messi ese es Suárez... Quien, por cierto, no tiene planteado, en absoluto, dejar el club.

El Barça, que en el pasado solventó (con mayor o menor acierto) las sustituciones de sus delanteros, no sabe, no puede, no se atreve (o simplemente no quiere) afrontar con claridad un cambio generacional que se entiende cada vez más inaplazable y que tiene en Suárez a su principal protagonista. Si con Frenkie De Jong y Ricard Puig se establece el futuro de la sala de máquinas más allá de Sergio Busquets y con Clement Lenglet, Ronald Araújo y la búsqueda paciente de un central (pudiera ser Eric García) se va dando forma a la sucesión de Gerard Pique, el caso del uruguayo se contempla tan enquistado como peligroso a medio plazo. O, incluso, corto plazo ya.

Porque da igual que en primera persona el propio Luis dijera hace ya muchos meses que entendería que se le buscase un heredero puesto que con él en la plantilla se da por hecho que su protagonismo está fuera de cuestión. Si en la temporada 2018-19 fue titular en 45 de los 49 partidos jugados y en los seis que fue sustituido nunca lo fue antes del minuto 77, con el choque sentenciado, en esta campaña su condición apenas ha variado, a pesar de perderse bastantes partidos por lesión.

Suárez suma 34 apariciones, 27 de ellas como titular, y ha sido sustituido en 9 encuentros. En seis el resultado era ya sentenciado para el Barça, en dos (Athletic, 34 minutos, y Levante, 40) dejó el campo lesionado y en el restante Setién le cambió en el minuto 81, en Vigo ante el Celta con 1-2 en el marcador y sin que el jugador disimulase su expresión de enfado por la sustitución... Que provocó al final (con 2-2) una crítica tan evidente como directa al entrenador en sus palabras.

Desde Munir y hasta Martin Braithwaite, pasando por Paco Alcácer y Boateng, han vivido con mayor o menor suerte a la sombra del delantero charrúa, entendiendo su condición de intocable y sumándose a la lista incluso Antoine Griezmann, al que le ha sido negada la opción de tomar su puesto (con difrerentes características) en su difícil encaje como azulgrana. Si está Luis Suárez, no se entiende en él un papel secundario.

Avalado por unos números que le presentan como el tercer máximo goleador histórico del Barça, ni el descenso en su capacidad anotadora (24 goles el pasado curso y 19 en el actual) parece suficiente para poner en cuestión su ascendente en el equipo y presentarle innegociablemente en el once titular, arrastrando más o menos dolor en la rodilla. No hay discusión.

Si la pandemia ha dejado la economía del Barcelona temblando, hacer frente a un fichaje tan millonario como estratégico como se contemplaría el de Lautaro se considera igualmente improbable manteniéndose el uruguayo en el club porque ni uno ni otro se verían como suplentes.

Y hoy por hoy, a no ser que Beckham le convenciera para ir a Miami, la permanencia de Suárez en el Barça no se discute. Y si está en el Barça... Nadie se atreve a poner en duda que la titularidad es y seguirá siendo suya.