<
>

Cuatro Pumas tienen una nueva oportunidad

VillarPress

PERTH (Enviado especial) – Pasaron más de 33 años desde la última vez que Los Pumas vencieron en suelo australiano, un 31 de julio de 1983 en Brisbane, del otro lado del inmenso país. En este formato de torneo, el Rugby Championship, el seleccionado argentino acumula cuatro derrotas ante los Wallabies en suelo aussie desde 2012, y por eso los cambios que Daniel Hourcade decidió realizar en el XV inicial se dieron de manera variada, y con diferentes matices. La última vez que se jugó en esta ciudad se estuvo al borde de la hazaña, y aunque a Los Pumas la palabra hazaña ya no les caiga de la mejor manera, todos en el plantel quieren saldar esta deuda cuanto antes y encarar la etapa final del campeonato con otras aspiraciones.

Se supo que Juan Manuel Leguizamón, Tomás Cubelli, Santiago González Iglesias y Lucas González Amorosino volverán al equipo titular, luego de una semana de algunos entrenamientos de alta intensidad y otros de menores exigencias, ya en la segunda etapa de la gira y luego de un partido con rigor extremo como lo fue la derrota ante los All Blacks en Hamilton.

Legui regresará al primer equipo, en la tercera línea, luego de una ausencia por obligación ante Nueva Zelanda en un duelo que lo hubiera dejado en la cima como el argentino con más presencias ante los hombres de negro. El santiagueño se recuperó del gran hematoma que lo acompañó en la primera semana del viaje en su cuádriceps izquierdo, y pese al vendaje con el que se lo vio entrenar a lo largo de su estadía en Australia, el mismo no le impidió trabajar a la par de sus compañeros.

En tanto, Hourcade decidió probar con otra receta para la camiseta 9. El que venía jugando en los últimos partidos era Martín Landajo, pero el Huevo puso en cancha a Tomás Cubelli en los entrenamientos desde el martes, cuando comenzó a dibujar un esquema para contrarrestar el juego del conjunto de Michael Cheika. Australia es el equipo al que más cuesta encontrarle patrones comunes a la hora de los análisis y estadísticas, y por ende cuando se debe trazar una estrategia de juego. Por eso, se apuesta a que el ex Belgrano pueda guiar de manera más segura al juego Puma en Perth este sábado, ante un rival en el que estarán varios de sus compañeros en Brumbies.

“Uno va siempre tratando de buscar su lugar en el equipo y estar siempre a tiro, ya sea por lesiones o por temas tácticos. El suplente tiene que estar preparado más que nada psicológicamente, esto tiene que ver con la perseverancia. Siempre lo entendí de esta manera porque está comprobado que el partido se planifica no con 15 sino con 23”. El que habla es Rete González Iglesias, quien fuera el pateador que se llevó todos los honores en el duelo de Salta ante los Springboks, y que gracias a su eficacia Los Pumas vencieron por primera vez en la historia a Sudáfrica en suelo argentino. El tendrá en el DIB Stadium su oportunidad de mantenerse en el rol de segundo conductor que suele recaer en Juan Martín Hernández o Jerónimo De la Fuente, dos que por diferentes lesiones le dejaron allanado el camino al ex hombre de Alumni.

El corrimiento de Matías Moroni al centro de la cancha despejó el camino para que Lucas González estuviera otra vez en el equipo titular de Los Pumas, algo que no pasaba desde el 30 de octubre del año pasado en el estadio Olímpico de Londres, cuando Los Pumas cayeron ante Sudáfrica por la chance del tercer puesto en la RWC 2015. “Estoy con muchas ganas, es un partido muy importante para nosotros porque de ganar cerraríamos con un triunfo esta gira. Nuestro objetivo es estar lo más alto posible”, le contó el jugador formado en Pucará a Scrum en la concentración. No había sido parte del plantel en el duelo ante los All Blacks en el Waikato Stadium, y cerrará la primera gira de Los Pumas en el año nada más y nada menos que ante los Wallabies, y con la 11 en la espalda.

Se sabe que ante la jerarquía de los rivales del Rugby Championship, Los Pumas deberán apelar más que a los XV que ingresan desde el arranque. Días atrás, Steve Hansen metió mano a su banco de suplentes y con eso comenzó a torcer la historia a favor de los All Blacks, tras un primer tiempo en el que los de Hourcade hicieron peligrar el éxito maorí. Por eso, el staff argentino buscará que las inclusiones jueguen su papel y le den al seleccionado el cierre más esperado de esta gira.