Tres campeones del mundo en desacuerdo con los comisarios

Sebastian Vettel cruzó la meta en el Gran Premio de Canadá en primer lugar luego de 70 giros, pero como tenía una sanción de cinco segundos en su tiempo final perdió la carrera contra Lewis Hamilton, quien lo siguió a menos de esa distancia y se llevó la carrera.

La penalización en el tiempo fue debido a una maniobra que realizó el piloto alemán mientras se defendía de Hamilton: el Ferrari de Vettel no hizo la primera chicana de la pista (curvas 3 y 4); pasó por el pasto y volvió a pista cuando Hamilton intentó pasarlo, pero se quedó sin espacio.

Los comisarios estimaron que Vettel se reintegró al trazado de manera peligrosa y que impidió el paso de Hamilton –al parecer interpretan que fue de manera intencional- y por ello tenía que ser castigado.

Damon Hill, campeón de la F1 en 1996, Nigel Manseel, campeón en 1992, ambos ingleses como Hamilton y finalmente Mario Andretti, campeón en 1978, coinciden en que Seb no debió ser sancionado y los jueces deben esperar a que una acción sea lo suficientemente clara como para emitir un juicio.