<
>

Riqui Puig, la gran novedad junto a Ansu Fati en el once del Barcelona ante Celta

play
José del Valle: 'El Barcelona sigue siendo Messi dependiente' (2:13)

En Jorge Ramos y su Banda, analizan la victoria del equipo blaugrana en casa ante el Levante, donde lograron tres puntos que lo pone en el liderato de La Liga. (2:13)

BARCELONA -- Ricard Puig en el once inicial. Esta fue la gran novedad, la noticia más destacada de la previa del partido del Barcelona en Vigo, enfrentado al Celta Vigo en su carrera por conquistar un título de Liga que se juega cara a cara con el Real Madrid. El canterano, que ya jugó algo más de media hora frente al Athletic Bilbao en el Camp Nou, fue el elegido por Quique Setién para suplir la baja por sanción de Sergio Busquets y dejando en el banquillo a Arthur, una vez confirmado el traspaso del jugador brasileño a la Juventus.

A Riqui le acompañará en el once inicial Ansu Fati, quien ya fue titular, con una muy buena actuación, ante el Leganés y que revolucionó al equipo contra el Athletic, dejando en el banquillo a Antoine Griezmann, quien será suplente por tercera vez esta temporada, segunda en tres partidos.

El once inicial del Barça estará formado por Ter Stegen, Semedo, Piqué, Umtiti, Alba, Rakitic, Riqui Puig, Vidal, Messi, Ansu Fati y Luis Suárez.

Esta será la primera titularidad de Puig en la Liga esta temporada y tercera desde que Ernesto Valverde le diera la alternativa en abril de 2019, en el Camp Nou contra el Huesca y tres meses después de su debut en un choque de Copa ante la Cultural Lesonesa. Curiosamente el joven mediocampista regresa al once inicial en el mismo estadio de Balaídos, contra el Celta, en el que jugó su segundo encuentro como titular, el cuatro de mayo de 2019.

Considerado uno de los futbolistas de la cantera azulgrana con mejor futuro, Riqui, hasta el duelo de este sábado, suma 352 minutos con el primer equipo divididos en nueve apariciones, siete de Liga y dos de Copa, con tres titularidades.

Esta temporada no apareció en ningún partido bajo el mando de Ernesto Valverde y disfrutó de 19 minutos, sustituyendo a Rakitic, en el primer partido dirigido por Quique Setién el 19 de enero contra el Granada. Tres días después formó parte del once inicial en el duelo de Copa jugado en Ibiza, permaneciendo 71 minutos en el campo hasta que fue sustituid por Arthur.

No volvió a ser tenido en cuenta por el entrenador hasta un mes después, jugando tres minutos el dos de febrero contra el Levante y desapareció del plano ya antes de la pandemia. Ausente en la goleada (0-4) de Mallorca, Setién ya contó con él en los siguientes tres partidos: 18 minutos contra el Leganés, 3 minutos en Sevilla y 35 en la última jornada frente al Athletic, con una actuación muy destacada y que, coincidiendo con la sanción de Busquets, las lesiones de Sergi Roberto y De Jong y la enrarecida situación con Arthur, pendiente de su viaje para cerrar el fichaje por la Juventus, provocó que Setién acabase por darle los galones en un partido vital para el Barça.